Nunca es demasiado tarde para aprender a ser mejor padre o madre

Vida en el Valle  •  Aug 15, 2019

The First 5 Center for Children's Policy worked with Fresno parent Lucila Porras to tell her story of how home visiting strengthened her relationship with her four children. This version is in Spanish.

No importa cuántos años tengan tus hijos, o cuántos tenga usted, o lo que ha hecho en el pasado. Sé esto porque sucedió con mi última hijo. Y aprender con ella me hizo una mejor madre para mis otros tres hijos.

Mi hija mayor vive conmigo. Ella tiene 21 años y tiene esquizofrenia, y eso puede ser difícil. Mis hijos del medio tienen 10 y 13 años, y viven con su papá. Yo solía gritarles y ellos tenían rabietas, y luego me automedicaba con alcohol. No sabía cómo tratar con ellos en absoluto.

Ahora me doy cuenta de que estaba repitiendo los patrones en la infancia. Mi papá era alcohólico y siempre estaba enojado. Mis hermanos y yo cenábamos muy rápido y corríamos para escondernos de él. Cuando él estaba cerca, teníamos que seguir las reglas y no hablar, o nos gritaba. Una vez que tuve mis propios hijos, me convertí en mi padre sin siquiera intentarlo.

To continue reading the rest of the story in Vida en el Valle, click here.